Morir en el Mediterráneo: Inmigración y conciencia

Imagen de Rosa Díez Domènech
Publicado por  Rosa Díez Domènech |  29/08/2015 respuestas 2

Hoy, cuando la llegada de inmigrantes a través del Mediterráneo ha pasado de ser un problema a convertirse en catástrofe de gran magnitud, quizá el presente trabajo, nacido como proyecto durante el curso de ABP Aprendizaje basado en Proyectos de Secundaria en su 1ra. edición del 2015, necesite una revisión profunda. Así pues, lo añado a Procomún con la voluntad que sirva de semilla para que otros miembros de la comunidad educativa lo amplíen, desarrollen y, sin duda, mejoren. 

El periplo empieza tras leer un interesante artículo de Manuel J. Fernández Naranjo que se llamaba A chuparla (con perdón), título impactante y que evoca el comentario nauseabundo de un alumno suyo cuando se le pregunta sobre el drama que está acaeciendo a pocos kilómetros de su  hogar. Discrepo del autor en que este tipo de chascarrillos sean producto de la xenofobia, racismo o de la ignorancia. Creo que son el resultado de la banalidad del mal a que aludía la visionaria Hannah Arendt. Aseguraría sin temor a equivocarme que el chaval no es especialmente problemático, ni está loco ni es un monstruo. Su mal es el peor de todos: es incapaz de juzgar, no reflexiona, no tiene conciencia y su falta de discernimiento aumenta y posibilita la catástrofe. ¡Qué fácil será convertirlo en fanático de alguna idea mortífera o en un nihilista dominado por la egolatría! O peor aún, como un miembro más de la masa desideologizada, en el observador que colabora con su pasividad a cualquier genocidio.

Los hombres normales no saben que son capaces de todo (mirad cuántas mujeres y niños han muerto este verano). Fortalezcamos  la empatía a través de la educación. Formemos seres humanos libres de orgullo, envidia, odio y miedo. Este es un proyecto dirigido a la conciencia del alumnado, a despertar su voz interior, a resquebrajar su entumecimiento moral. La exposición perversa a la violencia de los medios y de los juegos les ha embrutecido. Devolvámosles la sensibilidad y demos una nueva oportunidad a la Humanidad.

Permitidme que parafrasee a T. W. Adorno* y termine con un consejo: Enseñad de tal manera que Auschwitz no se vuelva a repetir.

 

* T.W. Adorno: La educación después de Auschwitz

 

 

Proyecto mínimo viable http://www.slideshare.net/miadiez/tarea31-abp

 

 from Rosa Díez Domènech

Gracias a mis compañeras del grupo J6 por acompañarme durante la maduración/construcción de este proyecto que también les pertenece.

Contacto:  Rosa Díez Domènech @teacherrose1964

 

 

Comentarios

Me parece un proyecto magnífico, enhorabuena!!

Gracias, querida.Lo tienes a tu disposición.