%node:title-field

Imagen de Aprende INTEF
Preguntado por Aprende INTEF |  Hace 3 años respuestas 189

El vídeo poema “Fuera de Lugar” nos sirve como aproximación poética a la Educación Expandida.

,

Te proponemos usar este espacio de debate para responder a algunas de las preguntas que ahí se plantean y te invitamos a que contestes con o compartas otro poema.

¿Seremos capaces de hacer un poemario sobre la Educación Expandida? Abrimos la veda con esta letra flamenca tradicional:

Lo más difícil del mundo
Se estudia y se aprende bien
Me puse a estudiar tu cariño
Y no lo pude comprender
Por eso sufro y lloro como un niño

Comentarios

Comparto este poema de Mario Benedetti. Me parece interesante porque habla de la vida como un aprendizaje continuo.
Aprendizaje

Aquí y allá aprendemos cautamente
en el río, en la noche, en la fatiga
a vivir glorias o a morir de pena
en el rumbo mejor o a la deriva.

No está mal ser humilde por las dudas
y dejar el fulgor para otro día
(en un comienzo el corazón callaba
sólo después supimos que latía)

Aprender es un rito, una costumbre
no le hace mal a nadie ni se olvida
aprende quien asciende hasta la cresta
pero también quien busca entre las ruinas.

Aprender es abrirse a los afanes
y ¿por qué no? también a la utopía
la enseñanza es enjambre y sus gaviotas
se posan en el alma sorprendida.

Sabemos que aprender tiene su riesgo
y puede convertirnos en ceniza
pero no importa, hay que aventurarse
aunque eso no les guste a los de arriba.

Hay que saber del tiempo, hora por hora
porque vivir no es una lotería
dame esa mano que me enseña siempre
y vayamos juntos por la vida.

Añado otro de Benedetti, que tiene muchos sobre aprendizajes vitales pero éste me gusta mucho:
Aquí y allá aprendemos cautamente
en el río, en la noche, en la fatiga
a vivir glorias o a morir de pena
en el rumbo mejor o a la deriva.

No está mal ser humilde por las dudas
y dejar el fulgor para otro día
(en un comienzo el corazón callaba
sólo después supimos que latía)

Aprender es un rito, una costumbre
no le hace mal a nadie ni se olvida
aprende quien asciende hasta la cresta
pero también quien busca enrre las ruinas.

Aprender es abrirse a los afanes
y ¿por qué no? también a la utopía
la enseñanza es enjambre y sus gaviotas
se posan en el alma sorprendida.

Sabemos que aprender tiene su riesgo
y puede convertirnos en ceniza
pero no importa, hay que aventurarse
aunque eso no les guste a los de arriba.

Hay que saber del tiempo, hora por hora
porqe vivir no es una lotería
dame esa mano que me enseña siempre
y vayámos juntos por la vida.

Mario Benedetti

El propósito último de la Educación es contribuir al éxito de la Humanidad en el futuro.
La educación es un proceso vital y no una preparación a una vida futura (Dewey)
Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción (Freire).
La educación Expandida, permite salir de la zona de confort, creando, colaborando, co-produciendo y compartiendo conocimientos más allá del aula, en cualquier lugar y en cualquier momento.

https://www.youtube.com/watch?v=B2G4FQby7bM

Es tan tan bonito este poema. Os comparto la versión encatalán de LLuis LLach. Es un clásico para muchos de nosotros, en el sentido de los horizontes que los jóvenes han de tener, loscaminos que sólo ellos podrán recorrer. Siempre miro a los adolescentes y pienso que tienen tanta vida por delante, que es una edad tan apasionante.
Me estremece la responsabilidad de acompañarlos, de la palabra justa, el silencio ante el dolor, los animos...

Hola a todos:
Yo he escogido el siguiente poema, que habla del aprendizaje a través de la experiencia.
Un saludo a todos,
Mónica

Itaca
C. P. Cavafis

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

en: http://www.pixelteca.com/rapsodas/kavafis/itaca.html

Imagen de julia gonzalez

A mí, este poema me encanta; creo que es en prosa aunque sea poema y se lo atribuyen a Borges. Lo que se aprende con el tiempo ...
«Después de un tiempo
Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre
sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no
significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno
empieza a aprender...
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas,
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos
abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y
los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un
tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol
quema.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente
es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con
cada día uno aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece
un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu
pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte
con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la
felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa
persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no
deseando volver a verla.
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son
contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá
rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento
de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la
vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero
perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo
duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.
Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus
amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida
con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia
un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o
desprecios multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas
a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no
era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese
instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a
tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y
ahora se han marchado.
Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir
perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas,
decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún
sentido.
Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo...
Jorge Luis Borges».

Aunque acaso fui yo quien te enseñó.
Quien te enseñó a vengarte de mis sueños,
por cobardía, corrompiéndolos.

( Final de "Después de la muerte de Jaime Gil de Biedma")

Un poema de Rodari que siempre me gustó:
LA OREJA VERDE
Un día, en el expreso de Altea a Villaverde,

vi que subía un hombre con una oreja verde.

No era ya un hombre joven, sino más bien maduro,

todo menos su oreja, que era de un verde puro.

Cambié pronto de asiento y me puse a su lado

para estudiar el caso de cerca y con cuidado.

Le pregunté: Esa oreja que tiene usted, señor,

¿Cómo es de color verde si ya es usted mayor?

Puede llamarme viejo -me dijo con un guiño-.

esa oreja me queda de los tiempos de niño.

Es una oreja joven que sabe interpretar

voces que los mayores no llegan a escuchar:

oigo la voz del árbol, de la piedra en el suelo,

del arroyo, del pájaro, de la nube en el cielo.

Y comprendo a los niños cuando hablan de esas cosas

que en la oreja madura resultan misteriosas…

Eso me contó el hombre con una oreja verde

un día, en el expreso de Altea a Villaverde.

Gianni Rodari

(Pedagogo y escritor italiano)

Imagen de Samantha Sintuzzi

Qué gran maestro fue Gianni Rodari, antes de ser pedagogo y escritor fue maestro en Primaria. En Italia de niños siempre leemos sus poemas en rima.

Comparto este poema de Mario Bendetti
No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Benedetti, un maestro. Con él aprendí el orden de muchas cosas.

Imagen de virginia salord mir

De Mª Rosa Serdio:

Bajo la acacia en la sabana
sin un techo o con todos los detalles,
en pleno desierto, en el oasis,
en la alta trocha de los Andes,
en cualquier canal de oriente,
en la escuela más uniformada,
o en un pueblo a la espera de tenerla,
en la orilla del lago Tanganica,
bajo el sol del trópico,
en el norte más norte o
al sur más extremo...
Hay una escuela siempre que alguien
se siente en círculo con otros
a aprender y a enseñar.
Sin círculo no hay palabra.
¡Sin maestros no hay escuela!

CASI CLAUSURADO

Señoras y señores, pasen, vean,
asomen a este mundo derruido,
a estas ruinas al sol, a este desierto.

He aquí el corazón y allí la inercia,
esta es la vocación irrealizada
y aquello la nostalgia anticipada,
los instantes perdidos esperando
el cambio merecido o la fortuna.

Señoras y señores, consideren
lo que la vida mata, cómo duele.
Calculen cuánto suma su desdicha
y comparen aquí sin compasión.

Dejen de hacer las cuentas de sus días
y vuelvan a nacer como si dios.

El poema es de Macarena Trigo y lo podéis encontrar en:
Los poemas perdidos de Eleonora que Mariana encontró no sabe dónde.
Colección mar adentro, Amarú ediciones

En mi caso (cada uno lo interpretará a su manera) reflejaría mi estado actual ante estos días, de cambio o no cambio, que estamos viviendo.

Imagen de Magdalena Galiana

EDUCAR

Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.
Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.

Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.

Gabriel Celaya

Comparto este poema del poeta argentino Roberto Juarroz, que parece sugerente para hablar de educación ahora y, quizás, siempre:.

Juego triple de la palabra.
la palabra que te digo, la palabra que oyes
y la palabra que es.

Y se agrega otro juego todavía
que envuelve a las otras
como manto que no puede partirse:
la palabra que no es

Y al margen en el medio
la loca tentación
de armar un dicionario con todo esos juegos

Un pequeño laberinto
que demora el encuentro

Un unánime idioma de otra alfabetización.

Quizás en educación, como en poesía y en arte, todo sucede en el entre. Entre lo que uno dice y lo que oye; entre soledad y colaboración, entre unidad y dispersión, entre lo que sucede y lo que no vemos, pero sucede también; entre acumulación y distribución; entre estructura y diseminación; entre continuidad y ruptura; entre transmisión y nacimiento de lo nuevo; entre un+s y otr+s; entre el espacio formativo y las afueras del espacio formativo, que dejaron de serlo... :

Mi poema de Gabriel Celaya es el siguiente

EDUCAR
Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.
Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.
Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.
Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.

O este de Mario Benedetti
“No te rindas”
No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti.

Imagen de MARISA SANCHO

"No te rindas" es un poema de Mario Benedetti que nos transmite un concepto de la vida como un camino de aprendizaje continuo en el que no hay que desanimarse sino seguir hacia adelante "enterrando los miedos (...) persiguiendo los sueños."

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Imagen de ernest Boluda

Yo también considero que las palabras de Benedeti transmiten..... no sólo no nos rendimos, nos animamos a promover nuevos sentidos a nuestro trabajo

Imagen de Ángela Jurado

Conocía este poema de Benedetii y ha sido el primero en el que he pensado según avanzaba en los contenidos del MOOC, así que fantástica elección Marisa!
En mi caso he decidido optar por un poema sobre el oficio de maestro/a, y reivindicar su utilidad y dedicación:

Maestro
Vocación tempranera y siempre bien sentida,
esta de ser Maestro por amor entregado,
este ir alumbrando caminos por la vida,
ilusionadamente, de niños rodeado.
Poner alma de artista en la noble tarea,
con fuerza misionera y mano delicada;
saber irse quemando en aras de una idea,
saber seguir la estrella del bien entresoñada…
Sembrador sin pereza, poner en la besana
al par del rubio trigo semilla de amapolas;
estrenar alegría y fe cada mañana,
y en el trance difícil quedar con Dios a solas.

por Juan Berbel

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y también para mí, este poema es muy adecuado y se ajusta muy bien.

Mi frase es "el aprendizaje es un apéndice de nosotros mismos, allá donde vamos, va nuestro aprendizaje"
William Shakespeare
Creo que le viene muy bien a este mooc

Imagen de Carolina SCQ

El poema que yo he elegido...

Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.

Sin embargo, en cada vuelo,
en cada sueño,
en cada vida,

perdurará siempre la huella
del camino enseñado.

Hace unos años una madre me dedicó este poema´para agradecer el trabajo con su hijo. Muy tierno.

Hace unos años una madre me dedicó este poema´para agradecer el trabajo con su hijo. Muy tierno.

Imagen de Sylvia Mateo Pano

Este poema expresa un sentimiento de amor de un alumno hacia "su maestra". Amor que se puede manifestar de múltiples formas: apego, cariño, querencia, admiración, ...., vínculo que marca la relación entre la maestra/el maestro y sus pupilos y tiene muchos efectos en el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumno.

Poema del enamorado de la maestra
Elsa Bornemann

Usted jamás va a saberlo
y es apenas una frase:
¿cómo escribir que la quiero
en el cuaderno de clase?
Usted nunca va a enterarse.
Es ancha esta pena mía...
¿Cómo contarle mi amor
con faltas de ortografía?
Usted pondrá "insuficiente"
a su alumno enamorado,
pues por volverla a tener
voy a repetir el grado.

Comparto este poema de Gabriel Celaya sobre la Educación:

Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca,
hay que medir, pensar, equilibrar,
y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino,
un poco de pirata,
un poco de poeta,
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que esa barca, ese niño
irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestro propio barco,
en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

hermoso poema que expresa la esencia del maestros, lo marino pirata , poeta y sobretodol arte de la paciencia.

Imagen de Carlos Garcia Zarco

Bienvenidos amigos,

Comparto con vosotros el poema "Incidente doméstico" del gran Miguel de Unamuno. El poema habla de la creación, el lenguaje de los niños y las múltiples formas que hemos encontrado los humanos para entendernos. Y es que a lo largo del tiempo hemos sido testigos de las diferentes formas de comunicación. ¿En base a qué decidimos que una letra es bella y la otra no? Aquí lo tenéis:

INCIDENTE DOMÉSTICO

Traza la niña toscos garrapatos,
de escritura remedo,
me los presenta y dice
con un mohín de inteligente gesto:

"¿Qué dice aquí, papá?"

Miro unas líneas que parecen versos.
"¿Aquí ?" "Si, aquí; lo he escrito yo; ¿qué dice?
porque yo no sé leerlo..."
"¡Aquí no dice nada!", le contesté al momento.

"¿Nada ?", y se queda un rato pensativa
-o así me lo parece, por lo menos,
pues ¿está en los demás o está en nosotros
eso a que damos en llamar talento?-.

Luego, reflexionando, me decía:
¿Hice bien revelándole el secreto?
-no el suyo ni el de aquellas toscas líneas,
el mío, por supuesto-.

¿Sé yo si alguna musa misteriosa,
un subterráneo genio,
un espíritu errante que a la espera
para encarnar está de humano cuerpo,
no le dictó esas líneas
de enigmáticos versos?

¿Sé yo si son la gráfica envoltura
de un idioma de siglos venideros?
¿Sé yo si dicen algo?
¿He vivido yo acaso de ellas dentro?

No dicen más los árboles, las nubes,
los pájaros, los ríos, los luceros ...
¡No dicen más y nos lo dicen todo!
¿Quién sabe de secretos?

Aqui va mi poema, aunque poco al uso: "Compañero maestro escuela" de José María Ortega

Compañero Maestro Escuela,
decimos que educar es
no sólo enseñar de letra.
¿Sabremos jacerlo ver?

Compañero de amasijo,
tenemos en nuestras manos
jarina de tos los trigos.
¿Sabremos sacar pan blanco?

Compañero de trabajo,
nuestra fuerza debe estar
levantando a los de abajo.
¿Sabremos bien empujar?

Compañero de ilusiones,
hemos de cambiar er mundo
sin dinero y sin cañones.
¿Sabremos seguir er rumbo?

Comparto un poema de Teresa de Calcuta, que para mí refleja la esencia del aprendizaje, de su resultado, de como a veces esperamos resultados erróneos....labor docente como enseñanza de volar, por la vida...

Enseñarás a volar (Teresa de Calcuta)

Enseñarás a volar…
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar…
pero no soñarán tus sueños.

Enseñarás a vivir…
pero no vivirán tu vida.

Enseñarás a cantar…
pero no cantarán tu canción.

Enseñarás a pensar…
pero no pensarán como tú.

Pero sabrás
que cada vez que ellos vuelen, sueñen,
vivan, canten y piensen…

¡Estará en ellos la semilla
del camino enseñado y aprendido!

Qué poema tan acertado. Creo que enseñamos sin esperar nada a cambio, sin exigencias, y sabiendo que es una carrera a largo plazo. Lo que enseñemos hoy, dará sus frutos en el futuro.

Fantástica poesía, muy acertada. El enseñar realmente es eso, plantar la semilla el saber cultivarla y hacer que florezca siempre depende de uno mismo aunque cierto es que la semilla ha de ser buena...

Estoy completamente de acuerdo con esta poesía. Creo que define muy bien el papel que debe desempeñar cualquier maestro y el fin al cual debe llegar, que es el desarrollo individual de cada alumno o alumna.

Estoy completamente de acuerdo. Creo que este poema lleva a pensar en que lo primero que debemos hacer en la enseñanza es ENSEÑAR, y luego enseñar. Hay que ENSEÑAR a que cada uno mire y encuentre en su interior lo que tiene para poder desarrollarse por si mismos y encontrar su camino, y entonces enseñar los conocimientos necesarios para que empiecen a caminarlo

Imagen de Sylvia Mateo Pano

Enseñar y acompañar, ayudarles a descubrir puertas que les abran a los caminos de la vida que ellos vayan eligiendo.

Os dejo a continuación un poema de Walt Withman. Para mi es un maestro, no solo un poeta. Y en este poema marca la linea por donde debería ir la educación.

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

Cómo me gusta.

No permitamos que nos pase la vida.

¡Fantástico!

Comparto un poema de uno de mis escritores favoritos. José Emilio Pacheco, en su libro "Irás y no volverás" (1969-1972), describe mi profesión y a la vez uno de mis aprendizajes favoritos:

Intercambio cultural:

Miss Cynthia Paterson, de Iowa City,
vino a aprender la lengua de Cervantes.
La encontró poderosamente corrupta.
Fue lo de menos.
Regresó satisfecha a su país.
Comprobó en carne propia hasta qué punto
enriquece el espíritu
todo conocimiento de otras lenguas.

Páginas

Educación expandida con nuevos medios

sdsdsd
124 Recursos
129 Miembros
Administradores
  • Luis López-Cano Aguado
  • Berta Civera Coloma
  • María Jesús García  San Martín
  • Aprende INTEF
  • Jesús Santos Cuesta
Comunidad pública