Creative Commons en la práctica

Imagen de Ángela Jurado
Preguntado por Ángela Jurado |  Hace 4 años respuestas 77
tipos de licencias cc
 
En los contenidos que has ido pudiendo descubrir en el MOOC de "Uso educativo de la Narración Digital" has podido aprender sobre las posibles limitaciones y/o restricciones que puedes encontrar en algunos materiales pero también las posibilidades de intercambio libre que son aplicables a esos mismos recursos para que otros puedan aprovecharlos.

Utiliza este foro para poner en común tus ideas y debatir acerca de:

  • ¿Qué pros y contras consideras que puede tener la utilización (o no) de licencias libres en tus creaciones?
  • ¿Con qué tipo de licencia compartirías tus narraciones digitales de uso educativo? ¿Por qué?
  • ¿Eres más de Copyright o de Coypleft? ¿Por qué?

 

Comentarios

Imagen de Isabel Rodríguez

Desde mi punto de vista las licencias CC son de gran utilidad frente a los derechos reservados ( C ) porque estos últimos para poder usarlos libremente deben de pasar 70 años desde la muerte del autor ya sea de música, fotografía, etc. por lo que dificulta la creatividad y la imposibilidad de realizar una nueva creación.
Yo estoy totalmente de acuerdo con el compañero Miguel Ángel en que las leyes a pesar de haber avanzado el tiempo, estas leyes no se han modificado.

Imagen de Carmen Ávila Navia

A veces se trata de una cuestión de inmediatez y también miedo perdido a lo punible. Bajamos en soporte papel en ocasiones de contenidos sin resolver el dato de la fuente. Me llama la atención cómo se pueden contemplar copias de copias en blogs. Y son prácticas que admitimos.
Por otro lado, hay recursos fuera de CC que son más atrayentes, referidos sobre todo a imágenes.

El uso de licencias libres en mis propias creaciones supone una reflexión sobre la creación, su autoría y su posible repercusión en la sociedad. Es evidente que si dependo de la creación de determinados contenidos para subsistir, defienda de manera más estricta las creaciones (Copyright). Pero en nuestro caso, nuestra labor como docentes incluye la divulgación, la colaboración y el aprendizaje mutuo. En ese sentido optaría por licencias Copyleft, ya que permitiría que otros hicieran aportaciones y que una creación fuera enriqueciéndose cada vez más. Además, mantendría el uso en las mismas condiciones para evitar sorpresas desagradables como que alguien saque provecho económico de una creación, desvirtuando esta idea colaborativa original. Por tanto, elegiría una licencia by-nc-sa por la que no se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Imagen de claudia avila

Teniendo en cuenta lo que he comprendido de lo compartido frente a las licencias, considero que soy mas copyleft, y frente a que tipo de licencia uso al crear una narración digital, debo confesar que nunca le coloco licencia ya que desconocía todo lo que he aprendido con ustedes

Imagen de Simone Bionda

El concepto de copyleft me parece muy correcto y útil y es lo que yo también utilizaría. Además este tipo de licencia representa una gran oportunidad en sectores como por ejemplo la educación.
¡“Creative common” va a ser una de las palabras clave de mis busquedas futuras!

Después de leer tan variadas y ricas opiniones puedo ver que comparto y coincido con las opiniones de la mayoría. En cuanto a mi propia experiencia, he pasado por la publicación de dos libros en formato papel y la verdad es que ha sido una experiencia de lo más frustrante. En la primera, un libro de más de 100 páginas con actividades para realizar usando el ordenador en la escuela primaria, los dueños de la editorial nos obligaron "casi" a pagarnos un poco más sólo si cedíamos los derechos sobre el libro. Sólo figuraríamos como autoras mi colega (coautora) pero los ingresos por cada reimpresión sería absolutamente de la Editorial. Con respecto al segundo (que lo publiqué en forma individual) la editorial también a través de "manejos extraños" nunca logró vender un libro cosa que siempre me pareció muy extraña a pesar de que se trataba de un texto académico. Por ello y en relación a que cada vez más somos "prosumidores" de información creo que se hace "casi" indispensable el uso de licencias Copyleft, siempre mencionando los autores pero permitiendo que el contenido pueda ser adaptado y enriquecido para poder ser de utilidad a muchos otros "prosumidores" en la web.

Imagen de Rosa Rita Maenza

A mi entender las licencias copyleft surgen como una necesidad inevitable al aumentar la cantidad de recursos y producciones digitales. Tenía que existir una forma de resguardar por un lado los derechos de autor pero por otro lado se necesitaba una flexibilidad mayor que la otorgada hasta el momento por los copyright.
Creo que lo que pensaron en CC, cubre bastante las diferentes opciones que puede un autor querer optar para resguardar o liberar derechos de su obra. El problema, y comparto con lo dicho por algunos otros colegas, es que al brindar tantas opciones puede llegar a ser confuso a la hora de decidir una o cuando se debe trabajar con objetos que tienen diferentes licencias. Tal vez es solo cuestión de acostumbrarse a tener una cierta disciplina de trabajo.
Yo usaría By para ser citada, NC no comercial porque es educativo y no quiero que se venda, y SA para obligar a compartir igual.
La filosofía del copyleft está muy vinculada con el software libre, con el trabajo compartido y colaborativo. En informática esto es indispensable. El trabajo conjunto ha demostrado que permite llegar a otro nivel, siempre se ve enriquecido con nuevas ideas y aportes de varios profesionales.

Tras leer y ver los distintos vídeos, veo muy positiva tener una licencia Copyleft para que pueda reutilizarse/modificarse/recrearse el producto, ya que Copyright como tal es más restrictiva. Evidentemente, como docentes,está en nosotros informar al alumnado de la importancia del respeto hacia la propiedad intelectual y realizar dinámicas al respecto.

Imagen de Miluska Bellido

Creo que entre los principales pro de utilizar las licencias libres en nuestras creaciones es la posibilidad de que otras personas puedan hacer uso de nuestro material, colaborando en el crecimiento y desarrollo del aprendizaje de los demás, a parte, es una buena oportunidad para nosotros mismos de poder incrementar nuestro círculo y que otros interesados en el tema puedan conocer nuestro trabajo, dado que al poder ser citado por varias personas, pueden remitirse a la fuente original.
En el caso de creaciones para uso educativo, me parece importante desarrollarlas con una licencia CC BY o incluso CC BY SA para que los demás sigan mi ejemplo y también publiquen sus trabajos para que los demás puedan tener acceso a él.
En el ámbito educativo, me considero más de copyleft, ya que el conocimiento es necesario que se comparta, sin embargo, existen otros ámbitos en los cuales es mejor hacer uso del copyright.

Imagen de Félix Eroles

Hola, soy Félix Eroles

Defiendo con pasión el conocimiento libre y todas sus expresiones, por lo que para mí todo el avance de la Humanidad ha estado ligado al conocimiento compartido. En consecuencia si queremos progresar es preciso colaborar y compartir el conocimiento.

Saludos

Siempre se corre el riesgo cuando se crea algo de que alguien más se lo adjudique sin dar crédito, o que haga una remezcla sin ton ni son, o que "destroce" nuestra obra. Creo que a estas alturas pocas cosas son originales, todo es una versión de muchas otras cosas mezcladas, pero al fin y al cabo es la versión de cada quién por lo tanto es mejor saber qué tanto se puede utilizar el trabajo de otros en forma más específica. Encuentro muy útil la flexibilidad de CC, aún cuando podrá haber combinaciones incompatibles entre sí, creo que eso es el único punto en contra que puede tener.
En lo personal me parece que BY NC es la licencia que me gustaría utilizar porque me parece de las que podrían crear menos inconvenientes a quien quiera reutilizar mi trabajo.
Soy más de copyleft, me parece que todo debe poderse compartir, que la información es de todos y también que todos merecemos el crédito por nuestro trabajo.
¿Eres más de Copyright o de Coypleft? ¿Por qué?

Creo que todo tiene que ver con el tipo de creaciones de las que se trate. En el ámbito de la enseñanza considero que las licencias libres son las más adecuadas, ya que abren un campo de intercambio que me parece extremadamente enriquecedor.
Yo compartiría las licencias bajo la regla CC BY-NC para así evitar el uso comercial de algo que se ha creado y compartido con la premisa de ser usado libremente sin ánimo de lucro, si bien creo que es justo el reconocimiento del autor.
Definitivamente me decanto por el Copyleft cuando lo que se comparte se hace con la intención de enriquecer en lo posible los contenidos que todos podamos utilizar.

Imagen de Silvana Echeverria

¡Hola a todos!
Me parece que como se plantea en las clases, la posibilidad de las licencias libres permiten conservar la propiedad intelectual sobre tu obra, a la vez que permites que se utilice de determinadas maneras y bajo determinadas condiciones.
Las dos CC permiten utilizar obras que se puedan compartir y transformar, permiten trabajar de modo colaborativo. Por lo que utilizaría aquellas que permitan hacer un uso no comercial.

La verdad es que esto de las licencias es un tema que me lleva de cabeza. Me parece demasiado complicado. Si es Copyright, mal. Y si es copyleft ¡Hay que prestar atención a tantas variables! Has de tener en cuenta los elementos que utilices para crear tus recursos y procurar que todos tengan la misma licencia o que sea compatible con la que tu quieres poner después... A mi me parece muy complejo y no sé si lograré hacerlo bien.
Por otra parte pienso: bueno, comparto, igual. Hasta ahí bien. Pero ¿Y cuánto te planteas las modificaciones? ¿A qué tipo de obras derivadas nos estamos refiriendo? ¿Cómo quedará el trabajo inicial que he hecho? Por no hablar del tema económico. ¿Va a ganar dinero otro con un trabajo que he hecho yo? (Este no es mi caso porque mis trabajos dudo mucho que se remuneran) Pero, ¿Y si fuera así? ¡Qué dilema!
Claro que también soy consciente de que la inspiración no llega de repente, salvo en personas muy creativas, y tampoco es mi caso. Siempre me inspiro en el trabajo de otros para llevarlo a mi terreno así que....

En fin, que estoy como al principio, con muchas dudas con respecto a las licencias CC y con muchas dudas con respecto a cómo licenciar mi "obra".

La verdad es que esto de las licencias es un tema que me lleva de cabeza. Me parece demasiado complicado. Si es Copyright, mal. Y si es copyleft ¡Hay que prestar atención a tantas variables! Has de tener en cuenta los elementos que utilices para crear tus recursos y procurar que todos tengan la misma licencia o que sea compatible con la que tu quieres poner después... A mi me parece muy complejo y no sé si lograré hacerlo bien.
Por otra parte pienso: bueno, comparto, igual. Hasta ahí bien. Pero ¿Y cuánto te planteas las modificaciones? ¿A qué tipo de obras derivadas nos estamos refiriendo? ¿Cómo quedará el trabajo inicial que he hecho? Por no hablar del tema económico. ¿Va a ganar dinero otro con un trabajo que he hecho yo? (Este no es mi caso porque mis trabajos dudo mucho que se remuneran) Pero, ¿Y si fuera así? ¡Qué dilema!
Claro que también soy consciente de que la inspiración no llega de repente, salvo en personas muy creativas, y tampoco es mi caso. Siempre me inspiro en el trabajo de otros para llevarlo a mi terreno así que....

En fin, que estoy como al principio, con muchas dudas con respecto a las licencias CC y con muchas dudas con respecto a cómo licenciar mi "obra".

Hola. Hablo desde mi experiencia como profesora de ELE, que es lo que conozco. Desde la época analógica somos muy dados a compartir nuestras actividades. Y también en esa época había quien se apropiaba de los materiales poniendo "typpex" antes de hacer las fotocopias. El "corta y pega" de ahora podría ser el equivalente de esto y no cuesta nada incluir la dirección URL de la cual hemos obtenido los contenidos, por poner un ejemplo.
Personalmente, en el ámbito académico, para la distribución del conocimiento, estoy a favor del copyleft, pero la opción BY me parece una muestra de respecto hacia los autores.
Un saludo.

Yo como creador de procesos educativos los cuales voy generando en el ensayo error, quisiera allanar el camino a los que me preceden; en ese sentido no tengo ningún inconveniente en subir mis prácticas y compartirlas libremente. Considero que este tema tiene mucho de moral y hay que tener prácticas honestas en nuestro quehacer docente y si yo estoy utilizando recursos libres de otros docentes, la mejor manera de agradecer es regresando lo mismo. Sí, considero que en otros ámbitos esto del derecho de autor sea fundamental para conservar un patrimonio, pero dentro de la educación contribuir no es atesorando, sino desparramando. Siempre tengo el respeto de citar y agradecer de quien he tomado algo y que, por el hecho de retomarlo lo hago mío; De esa manera es como voy conformando mi saber, no me daría más gusto sino el formar parte de algunos, muchos… que retoman parte de mí para seguir intentando hacer de este mundo un lugar magníficamente habitable.

Tampoco conocía las licencias copyleft y me parecen una buena alternativa, especialmente en la actualidad que la información es tan fácil de adquirir. Considero que el copyright es importante y no debe desaparecer ya que hace valer los derechos de autor para aquellas personas que viven de sus creaciones, además que es importante respetar la propiedad intelectual. Respecto a las licencias copyleft opino que son excelentes para quienes desarrollan su trabajo con el único interés de dar a conocer sus creaciones para enriquecer intelectualmente a otros y a su vez ser enriquecidos con los aportes y sugerencias de otras personas conocedoras y muy creativas.
Yo utlizaría BY NC SA

Este curso me esta pareciendo de gran utilidad por muchos conceptos que no tenia ni idea, yo soy medico y enseño la materia de bioquimica clinica, una area muy complicada por la necesidad de pensamiento abstracto, incorporar estas tecnologias es un gran cambio, dado que fui formado en papel y tiza, ahora poder ver videos de modelos tridimencionales y animacion 2d con los pasos detallados del metabolismo, es tremendamente genial, la facilidad de compresion aumenta y la necesidad de abstraccion disminuye es un gran pro en la existencia de estos materiales, la utilzacion de materiales con licencia libre es una gran manera de garantizar el respeto a los autores evitar sanciones economicas, o problemas legales a las insituciones y permitir a los alumnos su desarrollo, yo compartiri mas una licencia copyleft por que tiene mas posibilidades desarrollo aun que esto depnede de la naturaleza del material por que como revisaba la paginas de licencia libres, note que algunas animaciones tenian mayor calidad en copyrigth, o informacion mas actual como los articulos academicios, asi que no podria declarareme copyrigth ni copyleft dado que si la informacion es publicacion academica en una revista electronica se encuenta en Copyrigth, pues siempre preferire lo mas actualizado

Yo creo en que todos podemos compartir información.
En mi opinión los pros para utilizar las licencias libres es que pueden entrar el creador a este untercambio donde se puede mejorar lo creado.

Compartirá cualquier tipo de licencia,.
Cabe mencionar que entre el Copyright y Coypleft me gustan ambas.
De alguna manera, las dos protege al escritor.
En mi caso que soy escritor y vivo en Puerto Rico. escribo todos los días en las redes se me haría más fácil registra mis creaciones en el Coypleft ya que es más accesible que estar visitando el Departamento de Estado.

Gilberto Annesdy Rodríguez Tellado
http://narración digitales.blogspot.com

Veo muchos más pros que contras en el uso de licencias libres para mis creaciones. Creo que las cosas que elaboro deben ser útiles y deben servir a todas las personas. Lo único negativo que puedo ver es que si eliges la opción de "derivar las obras", luego puede que no te guste lo que la otra persona ha hecho con tu creación, aunque siempre te queda la opción de elegir "no derivar las obras".Claramente soy más de copyleftt, sobre todo porque me gusta el uso no comercial que se les da a las creaciones.

Imagen de Miguel Lamelas Pla

Puedo entender el interés de algunos autores por proteger cierto tipo de obras, pero claramente soy partidario del Copyleft. La idea ceder voluntaria y expresamente algunos derechos me parece muy interesante y necesaria en el ámbito educativo. El Copyright dificulta enormemente el trabajo a los docentes en el uso didáctico de obras de arte. Internet ha puesto cualquier material al alcance de todos y quizás los defensores del negocio de "Todos los derechos reservados" deberán comprender que su negocio ha cambiado y las cosas en este mundo digital, han de ser distintas. Eso si, tampoco pretendo negar al autor de sus derechos sobre su obra, y cada uno ha de hacer con ella lo que mejor le parezca. Lo que está claro es que son nuevos tiempos y que este tema ha de evolucionar mucho en los próximos años. Es un tema complicado con muchos intereses en juego.
La existencia de las licencias Creative Commons, en mi opinión, es lo que ha permitido la proliferación de enormes bancos de recursos, materiales, información, etc., así como grupos y comunidades de docentes que posibilitan una educación nueva, viva, cambiante, y que el conocimiento fluya libremente por las aulas y fuera de ellas. Esta posibilidad de compartir, junto con los nuevos medios digitales, las comunicaciones a altas velocidades y las redes sociales, parece que por fin han logrado traer al mundo educativo a la época actual, directamente desde un par de siglos atrás.

En fin, en el tema de las licencias, yo utilizo reconocimiento (BY) y me gusta también compartir igual (SA), para animar a que cunda el ejemplo. Que se modifique o se haga uso comercial de la obra o de una parte, me da igual.

Saludos

soy partidario de tu idea, claro que hay que contribuir libremente dentro de la educación y con valores de respeto.

No conocía el copyleft y aunque debo profundizar más para tener una opinión más clara al respecto, me ha parecido muy interesante. Aunque opino como algunos de los compañeros de este hilo, en cuanto a qué pasa con la propiedad intelectual y de los derechos de autor de personal asalariada. Si dejamos todo para el libro uso...

¡Hola!
Mi visión sobre las licencias Creative Commons:

Para comenzar tengo que indicar que apenas sabía (por no decir nada) sobre el tema de las licencias y además me parece bastante complejo y polémico en cuanto a su tratamiento. Pero partiendo de la idea de que el conocimiento se debe enseñar y difundir a todos los rincones posibles por el bien de todos (porque ayuda a crecer y progresar), es indispensable que las licencias tengan un carácter libre. Ahora bien, creo que es importante mantener la autoría.

En cuanto a la licencia que utilizaría para compartir mis ND, sería la que corresponde a CC BY NC (Reconocimiento + No comercial). El conocimiento debe ser accesible para todos y principalmente si se utiliza con fines educativos.

Y sobre el planteamiento "¿eres más de Copyright o Copyleft?", está claro que me decanto por el Copyleft.

Un saludo a todos

Desde un punto de vista más bien lego considero que, dependiendo del fin de la obra, el autor le asignará un tipo de licencia u otra.
A la hora de comercializar una obra o crear una obra de arte, lo que mejor le iría sería el copyright. Si lo que quieres realmente es compartir conocimiento, usa el copyleft. La obra se puede mejorar, se puede aplicar a otros ámbitos, se puede hacer interdisciplinar, se le puede poner sonido si es un texto y al revés, es decir, con el conocimiento de muchos se puede llegar a un público más amplio y, durante o al final del proceso, aprendemos. Además, eligiendo el tipo de licencia, es posible decidir hasta qué punto te desprendes de tu obra.
El mayor problema que veo son las diferentes interpretaciones que se puedan dar a las licencias o que necesites tener a mano un experto si necesitas elegir una de ellas para casos particulares. Por otro lado, el tema de las autorías en internet todavía no lo tenemos muy asumido y veo un poco de vacío legal en caso de apropiación de obra sin conocimiento del autor. Igual es porque no estoy muy ducha en esta cuestión.
En mi caso, como dije anteriormente, como mi finalidad es intentar llevar el conocimiento al mayor número de personas posible, utilizaré el copyleft.

No había oído el término Copyleft antes y creo que es una opción más abierta, flexible y menos restrictiva que el Copyright, sobretodo cuando queremos que nuestros contenidos puedan ser utilizados, reutilizados por terceros para hacerlos más enriquecedores. Por supuesto Copyright cuando la autoría sea para fines de reconocimiento único, intransferible.
El uso de licencias libres nos han de facilitar nuestro trabajo como educadores y además sin conllevar ciertos riesgos asociados al plagiarismo y la dehonestidad que ello implica. BY es la más abierta a la hora de elaborar nuevas realizaciones, quizás de momento la más fácil de usar para compatibilizarla con las demás. Habrá que ir tanteando la combinación de las demás licencias y averiguar cuáles son las más convenientes para nuestros nuevos proyectos.

El uso de licencias libres en las creaciones, considero que es bueno, porque compartes tus creaciones, dando la oportunidad de que otras personas contribuyan con el proyecto. En mi caso, yo optaría por compartir mis narraciones con la licencia CC BY.
Respecto a la última pregunta, y por el ámbito informático en el que desempeño mis labores, me considero un poco más Copyright, por la dedicación, el tiempo y esfuerzo dedicado al desarrollo de un proyecto.

En cuanto al uso de licencias libres en mis creaciones o en cualquier tipo de creación, creo que una ventaja importante es la variedad de opciones que ofrecen, frente al copyright, que es un bloque cerrado. Su desventaja puede ser la falta de conocimiento sobre este tipo de licencias y, por consiguiente, la falta de respeto a la opción escogida por el autor. Mis narraciones digitales de uso educativo las compartiría con una CC BY-NC o CC BY-NC-SA, porque el uso no comercial es importante, y el reconocimiento del autor, pero creo que se puede hacer uso de los textos digitales como inspiración para otras obras, y en ese sentido las licencias ND son demasiado restrictivas. Me gusta más el Copyleft, porque protege, pero no levanta una alambrada alrededor de la obra intelectual, como el Copyright. Como colofón, añadiría que los buscadores de internet deberían usar con más propiedad los filtros relativos a licencias de uso, porque cuando tratas de localizar obras de unas determinadas características en cuanto a sus derechos te encuentras entre los resultados un poco de todo.

Buenas tardes:
Muy interesante la discusión que se ha dado en este foro. Interesante y complicado para aportar, a mi entender es buena la existencias de licencias pues cada uno tiene el derecho de defender sus creaciones y dar los permisos que crea convenientes, pero, también es bueno reconocer que en estos tiempos donde la universalidad, la amplia difusión, la facilidad de consulta y de compartir nos da un límite finito entre lo único, personal y original. Desde el momento en que me dispongo a consultar variadas fuentes para crear un texto del carácter que sea estoy tomando ideas de otros, pero, a la vez ese texto producido tiene mucho de mí que lo hace único y original; se entiende? considero por esto entonces que me inclino más por el Copyright
A mis creaciones les les podría licencia BY por lo expresado anteriormente, me gustaría que se me reconociera, si lo utilizan comercialmente, bien, si lo corrigen y mejoran mucho mejor.

Buenas,
yo sí creo que tienen que existir las licencias. Me parece bien que haya licencias de tipo Copyright, pues los profesionales invierten mucho tiempo, dinero y esfuerzo en el trabajo creado. Sin embargo, también defiendo la idea de la licencia Copyleft, ya que con ella se puede beneficiar más gente. Pienso que en la Educación, el poder compartir ideas, información y trabajo hace que sea mucho más rico en recursos el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que se pueden crear materiales mucho más motivadores.
Mis narraciones digitales yo las compartiría con licencia libre, por el motivo que he expuesto anteriormente.
Me parece que ambas licencia tienen que tener cabida y que los profesionales decidan qué tipo de uso se puede hacer de su obra.

Ya conocía las licencias copyleft pero ahora entendí algo nuevo porque las contemplé en positivo, no como restricción como sucede con el copyright, sino como apertura, como una indicación de cómo quiero compartir lo que hago.
Hace tiempo que sólo uso licencias libres en mis "creaciones", me gusta saber que soy respetuosa con los deseos de los autores y lo considero necesario en este gigantesco bazar que es la red.
Para mí la atribución y el uso no comercial de lo que hago son fundamentales. Lo primero porque el reconocimiento de la autoría evita abusos y lo segundo por una cuestión ética.

Imagen de liliana vargas

Me parece muy importante contar con esta herramienta para los trabajos colaborativos en el aula, y en mi experiencia en los trabajos artísticos y de diseñoes muy útil porque cómo artistas y diseñadores que queremos respetar los derechos de autor o los deseos del creador muchas veces no se tiene la información sobre hasta donde se puede llegar con una imagen o contenido y al contar con licencias con cretive commons, el tiempo y la información inmediata son valiosísimos.
Por otro lado mirándo la situación desde la perspectiva de autora o coautora es definitivo poder informar sobre cómo deseo que sea utilizado mi material en el dominio público, sobre todo cuando se trata de producciones artísticas, porque la parte de la transformación en este caso puede ser delicado, pero en general estoy de acuerdo con que el público transforme hasta el punto que desee, creo que se gana más con eso.

Imagen de Cristhian  T

Buen día compañeros de curso. En mi opinión la utilización de las licencias libres tienen la ventaja de llegar a cualquier lugar, los contras son el mal uso que pueda llegar a darse.
Compartiría en CC-BY-NC-SA ya que particularmente considero que este tipo de recursos no deben ser utilizados para comercializarse, respecto a compartir igual lo he dejado así ya que de igual manera utilizo material que he obtenido de la misma forma.
Sin duda soy más del tipo Copyleft. Hoy día los contenidos deben ser libres.

Imagen de Beatriz Caceres

Hola. Después de la lectura de los aportes de mis colegas, los cuáles me parecieron muy interesantes quiero compartir mi aporte, el uso de Internet posibilitó que nosotros podamos acceder a mucha información y al conocimiento compartido y distribuido a través de redes, plataformas y sitios, lo que nos permitió también conformar una ciudadanía global, y es esta responsabilidad social, la que alentó a la conformación del software libre, y posibilitó la denominada "inteligencia colectiva", donde a partir de una idea pueden surgir múltiples aportes a través de la colaboración ( Pierre Lévy), siendo el COPYLEFT, "un maremoto de prácticas sociales que promueven la libre circulación de los saberes y el disfrute colectivo de los bienes inmateriales". Por eso estoy a favor del copyleft "ya que usa las leyes sobre copyright pero les da la vuelta para que cumplan una finalidad contraria a la original: en lugar de ser un medio para privatizar el conocimiento, se convierten en una forma de mantenerlo libre".
Debo confesar que si bien conocía el copyleft, desconocía las propiedades y las distintas combinaciones, lo que me lleva a prestar más atención a lo que circula en la Web, antes de usarlo y compartirlo.
Ante la consulta sobre que tipo de licencia usaría para compartir mis ND, elijo el copyleft.

Hola a todos. Como la mayoría (por no decir todos) me parece más beneficiosa la licencia del Copyleft. Al fin y al cabo, el hecho mismo de estar cursando este MOOC nos hace ser un poco «especiales» en el sentido de que partimos de una posición de compartir conocimiento e información en una red inmensa, que proviene de las más variadas fuentes.

Sí que es cierto que tengo algunas dudas respecto a las licencias. En los productos tangibles (libros, CDs, películas), normalmente no es usual ver otra licencia que la de Copyright, y no nos extrañamos porque pensamos que, efectivamente, un autor debe tener derechos sobre su obra y procurarse unas ganancias. Sin embargo, en el mundo digital queremos todo lo contrario. Ahí veo una contradicción que más bien tiene su base en la separación de un mundo virtual y otro real, ¿por qué no usar Copyleft en el resto? ¿acaso son peores los productos únicamente virtuales?

En cuanto al tipo de licencia con que compartiría mis narraciones digitales, creo que me bastaría con el "by". Somos los creadores y lo más importante es nuestro reconocimiento. Mezclarlo me parece lo más natural y enriquecedor del mundo y, bueno, como decía en el primer comentario Miguel Ángel Espinar, si no se nos ha ocurrido a nosotros comercializarlo... Es nuestro fallo :)

Como docente siempre he compartido mis materiales con mis compañeros. Ahora, a través de los nuevos medios de comunicación mis materiales pueden ser accesibles a más compañeros. De la misma manera siempre he tenido cerca profesionales que me han ofrecido su ayuda, y gracias a ellos he aprendido un montón. Si para que siga siendo así tengo que crear una licencia, pues la creo (aunque me parece un poco engorroso tener que crear licencias para todo lo que cuelgas).
Por otra parte, existen profesionales cuyo trabajo es el de crear. Si no cobraran por ello, su dedicación se reduciría y es posible que todos perdiéramos un poco.

Imagen de Paola Iasci

Hola, yo soy más bien por utilizar la licencia copyleft, en particular la de by (siempre hay que citar el autor), NC (no quiero que alguien se lucre con mis esfuerzos, ni quiero lucrarme yo con el de otros) y SA. ND no me parece tan importante, porque a veces lo que tú has creado es susceptible de mejoras, y hay casos en que la obra derivada es mejor que la original.

Considero que en la red debe haber un orden, ya sea por copyrigth o copyleft. Lo que si es definitivo es que las obras deben compartirse pero siempre dando crédito al autor de ellas. Definitivamente a mis materiales les pondre licencias CC

Imagen de Ana Municio

Ambos tipos de licencia tienen su razón de ser, entiendo que la licencia Copyright es necesaria para aquellos contenidos que tienen un fin comercial, el autor tiene la posibilidad de preservar sus derechos si así lo desea para ofrecer comercialmente sus creaciones. Incluso en el caso de que no lo vaya a usar comercialmente, cualquiera tiene que poder prevaricación sus derechos como autor si ese es su deseo.
Las licencias copyleft son muy apropiadas para compartir contenido en Internet siguiendo al filosofía 2.0 de acceso abierto al conocimiento. Suelo aplicar a mis post o contenidos incline la licencia CC BY NC, creo que si a alguien le puede servir el material que ofrezco en mis blogs será un honor que los use y modifique, para eso los comparto.
Sin embargo, me gusta mucho hacer fotos y algunas de ellas las comparto en redes sociales especializadas, y no todas las comparto con licencia libre.
Los alumnos han de aprender, y nosotros hemos de enseñarles, que no todo lo que se ve en Internet es de libre uso.
Trabajar la narración digital en el aula es una gran oportunidad para que ellos entiendan los derechos de autor. Existe cierta permisividad en nuestra sociedad sobre la descarga ilegal, ellos viven este tema con la normalidad de haberlos visto hacer a sus padres, como algo habitual. Nosotros tenemos que ser modelos en ese campo, es nuestra principal arma, ayudarles a entender el trabajo que lleva detrás la creación de un contenido bien hecho.
En el campo educativo comparto CC, cuestión de principios. Mis creaciones fotográficas CR, cuestión de cariño.

Imagen de Ana Municio

Fe de erratas: En el primer párrafo el corrector me ha cambiado preservar por prevaricación, lease preservar por favor.

Imagen de Andrea Berteloot

Sinceramente hace unos meses que he conocido este tema de las licencias y aún me cuesta comprenderlo. Creo que una de las ventajas de las licencias libres es que se puede modificar y compartir las producciones y el autor puede determinar que desea que se haga con su obra. Los contras realmente no lo tengo en claro.
Creo que mis narraciones las compartiría con algunas combinaciones; pediría atribución, no comercial y sin obras derivadas..
Creo que soy más del Copypleft porque creo que es imprescindible compartir ya que así uno se enriquece pero me parece fundamental darle crédito a quien lo ha hecho.

Hola a todos,
este tema es sumamente interesante y delicado, debo confesar que como educadora he usado imágenes, vídeos y recursos localizados en la web en mis clases, sin embargo considero de suma "importancia" respetar los derechos de autor, aspecto que trabajo de forma insistente con mis estudiantes tanto de pregrado como de postgrado.
Sobre la primera pregunta, considero que es muy ventajoso el uso de las licencias libres en los contextos académicos para que se puedan aprovechar al máximo los recursos que con bastante "tiempo y dedicación" han realizado otras personas, aunque siempre respetando sus "derechos como autor". Pienso que las licencias es una forma de organizarnos ante este mundo tan complejo y cambiante que estamos viviendo y en el que la cantidad de información y recursos crece de forma vertiginosa. Igualmente en mi opinión siempre surgirán otras opiniones, opciones y posibilidades que organicen este tema.
Contestando primero la última pregunta, soy más copyleft en mis producciones digitales puesto he usado los recursos de "otros" y usaría licencias como CC BY SA, ó CC BY NC ND.

Considero que la utilización de Copyright y Copypletf son importantes para guardar los derechos de autor, principalmente cuando el autor desea dar a conocer su trabajo o compartirlo para que otros puedan hacer uso del material. Las dos modalidades tienen sus características y son útiles dependiendo del tipo de material a publicar, para mí la más útil, es Copypletf porque me permite hacer uso de distinto material como texto, vídeo, imagen sin violar los derechos de autor, por eso el material que realice sobre narraciones digitales lo compartiré haciendo uso de las siguientes propiedades CC , BY , NY.

Imagen de Nati Pérez Sanz

Para empezar, creo que nada surge de "la nada", siempre nos inspiramos en algo o alguién, para crear algo nuevo.
Por tanto, nada nos pertenece totalmente.
Ahora bien, de "bien nacidos es ser agradecidos".

Dicho esto, mi postura a la hora de usar un material de otros es: respetar la voluntad del creador o creadores de cualquier material: imágenes, textos, presentaciones, etc.
Si no se ha explicitado ninguna licencia, entiendo que sobre ese material se establece un derecho de Copyright. Por tanto usarlo sin el consentimiento del autos o autora no debería de ser lógico. Esto a veces cuesta de entender y cumplir.

Por ello mi postura pesonal sería, no usar materiales que no estén correctamente licenciados o que explicitamente no lo permitan. Lo cual, en ocasiones, es una pena, pues hay materiales sin licenciar, más por desconocimiento que por voluntad de impedir que se comparta, que podrían ser muy útiles a otras personas.

Al hilo de lo expresado anteriormente, creo que es una pena que no se comparta cualquier material que se cree, puesto que puede ayudar a otros, o ser mejorado por terceros.
Así pues, para acabar mi postura es:
Licenciar los recursos personales con una licencia CC, que reconozca la autoría del recurso y marque claramente si sólo queremos que se reconozca el autor (By), si no queremos que se cambie nada (=), o si no permitimos que se haga un uso comercial del mismo por parte de otros, etc.
De esta forma, se reconoce la autoría del recurso y se comparte en las condiciones que el autor o autora haya marcado.

*Los pros y contras de las licencias libres. Las licencias libres cubren con la finalidad de poder ofrecer recursos principalmente al sector educativo, puesto que un docente no siempre tendrá los elementos y el tiempo necesario para poder crear sus propios recursos desde cero, por ello es importante tener al alcance los medio que cubran con esta necesidad y así complementar los recursos que el docente elabora, de una forma más rápida y eficaz. Por el momento no se me ocurre un contra hacia las licencias libres.
*Tus preferencias argumentadas sobre la licencias que utilizarías para compartir tus ND. Para empezar a producir mis ND optaría por CC BY y CC BY-CN pues son las licencias que permiten hacer un uso más amplio del material y puesto que no los realizaría para obtener ningún beneficio económico no tendría inconveniente con su uso, además en ambas se permite la obra derivada y es un elemento importante ya que en la realización del los ND solemos utilizar la imagen como complemento y base de las mismas lo que conlleva una modificación del original, pero que estas licencias permiten.
*¿eres más de Copyright o Copyleft? Como diseñadora, fotógrafa, escritora, etc. te diría que soy más Copyright, pero como docente, blogger, creadora de contenido educativo etc. te diría que soy más Copyleft. Pienso que ambas son justas con las necesidades que en su momento tengamos.

¿Qué pros y contras consideras que puede tener la utilización (o no) de licencias libres en tus creaciones?
Soy partidaria de utilizar licencias copyleft en los materiales que creo, puesto que yo también utilizo material creado por otros compañeros.
¿Con qué tipo de licencia compartirías tus narraciones digitales de uso educativo? ¿Por qué?
Yo compartiría con la licencia CC BY-NC, soy partidaria de que se puedan realizar obras derivadas siempre y cuando no se haga un uso comercial.
¿Eres más de Copyright o de Coypleft? ¿Por qué?
Como he explicado anteriormente, yo utilizo recursos y narraciones creados por otras personas, y por ello soy partidaria del Copyleft siempre que sea para un uso educativo y no comercial.
Saludos

Para personas que viven mostrando su trabajo, es lógico que utilicen licencias que por lo menos permita reconocer y resguardar su obra. Cierto es también, que aquello que pretendemos difundir en internet es con la intención de liberarlo, que otros puedan aprovechar recursos para su desempeño en su formación y trabajo.
Mis blogs tienen licencia CC, pero nunca buscando beneficios más que el de compartir y de que respeten mi trabajo y el de mis alumnos o compañeros.
En educación deberíamos compartir respetando el material y al autor del mismo, ya que supondría avanzar en conocimientos, prácticas, creatividad, voluntad, etc.
Saludos.

Imagen de Marianela Hernandez

Hola..me atrevo a asegurar que compartiendo, todos podemos aprender....Si no compartimos libremente, a la tumba nos llevamos lo aprendido y no trascendemos a través del otro (sean colegas, alumnos o demás interesados en nuestras producciones). Entre los Pros: considero que ceder parte de nuestros derechos como autor es una acción societaria y permisiva, donde la suma de conocimiento y su disfusión permitirá lograr avances en relación de ese conocimiento; también, es una manera de reconocer el trabajo de los creadores/autores. El reconocimiento es una necesidad humana..lo escribió Abraham Maslow. Sobre los Contras, no le veo Contras. Las etiquetas generadas por Creative Common, son como una guerra... que si la avisas, no mata a soldados y si los mata, es por descuidados. Quiero significar con esto que si en un recurso están presenten los permisos y restricciones de la obra, los interesados en este producto, deben aprovechar los recursos en el marco de la ética y la consideración del autor al ceder parte de sus derechos....es lo menos que se espera, sino, puedieran ser cuestionados, acusados de plagio y/o demandados. En relación al tipo de licencia que compartiría: me siento cómoda con que reconozcan mi trabajo, compartirlo y no lucrarme ..esto es, BY-NC-SA (Reconocimiento, No Comercial- Compartir Igual) y BY-NC-ND (Reconocimiento, No Comercial, Sin Obra derivada). Frente a esta exposición de información y de motivos, me declaro más CopyLeft, porque quiero y estoy convencida que compartiendo conocimiento, aprendemos todos.

Páginas

Uso educativo de la narración digital

sdsdsd
199 Recursos
144 Miembros
Administradores
  • Garbiñe Larralde
  • María Jesús García  San Martín
  • Aprende INTEF
  • Miguel Ariza
  • Miguel A. Hernáiz
Comunidad pública