¿Qué significa ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital?

imatge de María Jesús García  San Martín
Preguntat per María Jesús García San Martín |  Fa 4 anys respostes 158

Comparte impresiones sobre las siguientes preguntas:

  • Qué sé sobre el significado de ser ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital.
  • Qué pienso acerca de cuál es el modelo educativo más apropiado para la formación de este tipo de ciudadanía.
  • Qué me pregunto acerca de todo esto.

Los espacios de debate en esta comunidad del MOOC pretenden ser lugares de intercambio de información, de diálogo y comunicación; espacios de socialización, así como de trabajo colaborativo entre los participantes.

Comentaris

Hola mi nombre es Vanessa, para mi ser un ciudadano culto, es saber como desenvolverse en el día a día, saber trabajar en sociedad y ser capaz de usar las herramientas actuales en su beneficio. Para ello el modelo educativo que me parece más adecuado, es aquel que brinda a los estudiantes su propio espacio para desarrollarse, crecer e experimentar. Lo que me pregunto ¿Es cómo podemos lograr con recursos ilimitados moldear a este nuevo ciudadano mundial?

imatge de rosa navas calabaza

Pido disculpas nada más comenzar porque he empezado a escribir mis opiniones sin presentarme, es fruto del despiste y las prisas.
Hola compañeros y compañeras del curso, soy Rosa Navas, profesora de primaria y tengo muchas ganas de aprender, mejorar mi labor docente y mi competencia digital para así poder contribuir a la mejora de la de mis alumnas y alumnos. En mi participación anterior , hace unos minutos, en otro comentario, expuse mi opinión sobre las preguntas formuladas. Seguiremos hablando por aquí. Un saludo

Buenas noches compañer@s. He leído todas vuestras aportaciones y comparto la mayoría de ellas. Para mí el ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es la persona competente para manejar y manejarse en entornos virtuales que posee un espíritu curioso y una necesidad de aprender y conocer desarrollando estrategias autónomas y colaborativas. Ahora tendríamos que reflexionar acerca de la finalidad de esta competencia digital, es decir, si se forja en aras del individualismo o bien es una plataforma increíblemente social que a pesar de sus riesgos permite compartir no sólo conceptos e ideas sino también sentimientos y actitudes. Aquí es donde creo firmemente que los que nos aventuramos a formar parte activa de esta vida digital y creemos que la educación está en la base de la formación de seres más justos, humanos, cultos, críticos, empáticos...tenemos que entender los recursos TIC como aliados.
Encantada de estar por aquí con vosotr@s!
Y otro saludo también para Mª Jesús.

imatge de rosa navas calabaza

Un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital, tiene que ser capaz de comunicarse con otros, aprender a través de la red, buscar información, encontrar opciones culturales, crear sus propias opciones culturales, tener una gran comprensión lectora de muchos formatos diferentes, poder trabajar en grupo con otras personas, incluso de países diferentes, para lo cual ha de saber comunicarse en diferentes idiomas, al menos en inglés. El modelo educativo que me parece más apropiado es el constructivista o basado en el aprendizaje autónomo del alumno, en el que va creando su propio aprendizaje y usando diferentes formas, inteligencias, agrupaciones, formatos... aprendiendo a adaptarse y a respetar las diferencias

Hola a todos, vaya desde aquí mi saludo personal a Mª Jesús García San Martín con la que tuve el enorme placer de colaborar y trabajar, y ahora desde este foro nos volvemos a ver. Un saludo Mª Jesús y a todo su equipo.
Comencemos por responder a la primera cuestión que aparece. Ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es ser capaz de manejar herramientas digitales para su uso personal además de para poder hacer gestiones, aprender de forma autónoma, dentro de un marco seguro que el mismo ciudadano es capaz de diseñar.
El modelo educativo más apropiado para la formación de este tipo de ciudadanía debe estar basado en la posibilidad de enseñar herramientas digitales desde temprana edad.
Me pregunto si el modelo actual da o podrá facilitar a los ciudadanos del presente herramientas del mañana.

imatge de Mª Paqui Puentes

Hola, como muy bien habéis dicho todo yo considero también es que ser un ciudadano culto y autónomo es aquel que sabe cómo utilizar los aparatos y la red de forma correcta y critica, por tanto, creo que la escuela tiene el deber de enseñar a sus alumnos a utilizar estos medios, pero no de forma apartada o como otra materia, sino integrada en el resto de las asignaturas, ya que en nuestra vida cotidiana la utilizamos así , siempre que nos hace falta y no de forma individual.

imatge de Belén San Nicolás

Gracias, Paqui, Esther, Diana, Ángeles, Marcos, Rosa, Nicola, Maria del Carmen, karina y Paula

Como habéis podido ver existen muchos puntos en común entre las opiniones expresadas por los compañeros, así como puntos discrepantes que también ofrecen una visión enriquecedora sobre la pregunta que nos estamos planteando ¿qué significar ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital?

La escuela tiene una función muy importante de la labor educativa de la ciudadanía, por ello debemos reflexionar también sobre el papel de los docentes en la educación de los niños, niñas y jóvenes de nuestra sociedad ¿deben tener nuevos conocimientos y competencias para incorporar las posibilidades de la tecnología? ¿cuáles son? ¿cómo deben articularse?

Saludos a todos y todas

Muchas gracias por vuestra valiosísima participación.

¿Qué significa ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital?
Para mi, ahora, hoy, un ciudadano culto es aquel que posee una mente flexible, capaz de adaptarse a los cambios continuos y a veces demasiado rápidos, que se van presentando en la sociedad digital en la que vivimos.
Y del mismo modo es autónomo, el ciudadano que es capaz de ser eficiente en cualquier contexto, capaz de conocer y elegir cuál es la herramienta digital más acorde para obtener información buscada o bien, para transmitirla a terceros.
De este modo, hay que darle prioridad a construir una mente crítica y flexible, capaz de analizar y crear para lograr la adquisición de un conocimiento más abierto, más tuyo

Ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital consiste en saber dar buen uso de las nuevas tecnologías y tomar decisiones oportunas en contextos inciertos; aquel ciudadano que capaz de adaptarse a entornos cambiantes, de proporcionar soluciones distintas a problemas complejos. Los ciudadanos digitales están en mejores condiciones para integrarse en la economía del conocimiento, donde la tecnología tiene un peso importante.
El Modelo más adecuado es el constructivista, porque forma sujetos creativos, que pueden participar de contextos colaborativos con autonomía.
Me pregunto qué otras innovaciones traerá la tecnología en la sociedad digital.

Para mí un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es aquel que se adapta a los cambios, que es innovador, conoce y domina las herramientas que le permiten buscar, seleccionar y transmitir información. Se adapta a los cambio y busca la mejor manera de resolver los problemas a través de los medios disponibles.

Un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital del siglo XXI es aquel que sabe utilizar las herramientas digitales para formarse, comunicarse e interactuar con las demás personas o alumnos, asumiendo todos los retos que vienen por delante, aprovechando estas TICS para asumirlos y teniendo una mente creativa y autodidacta para poder adaptarse a las necesidades que conllevan estos nuevos cambios.

Pienso que estos nuevos cambios que ya están presentes son apasionantes, pero todos debemos estar preparados. En ocasiones es difícil para algunos docentes (sobre todo a los más mayores) y a algunos padres, pero la motivación de los niños y su aprendizaje hará que todos acaben cediendo a las nuevas metodologías.

imatge de Rosa Ríos Rosas

Un ciudadano culto en la era digital es aquel que es competente para desenvolverse en la sociedad digital usando los artefacto digitales necesarios

Habría que preguntarse qué es Sociedad Digital. Así como hay que saber diferenciar de Sociedad de la Información y Sociedad del Conocimiento. Y, a partir de ahí, decir que un ciudadano culto y autónomo en la SI será quien haya apropiado las habilidades y competencias para hacer un uso eficiente y proactivo de las herramientas de las TIC

Para mí, un ciudadano culto en la SD es aquel que ha desarrollado en alto grado su competencia lingüística para emitir e interpretar adecuadamente los mensajes que se le presentan a través de los medios. Además, es autónomo si tiene y desarrolla sentido crítico mientras aprende a desarrollar su competencia digital.
Intuyo que las directrices del modelo educativo para formar a mi alumnado conllevan procesos de aprendizaje en que ellos sean los protagonistas, donde el error sea oportunidad para mejorar, donde el profesorado les encauce y proponga retos en lugar de transmitirles conceptos unidireccionalmente.
Me pregunto: ¿por dónde empezar a introducir cambios hacia ese modelo educativo en la clase de lengua y literatura en aulas de Secundaria con alumnado que requiere mucha atención a la diversidad y con un proyector como único instrumento TIC?

Ser ciudadano oculto y autónomo en la sociedad digital, es aquel capaz de identificar las diferentes herramientas que nos ofrece las TIC y usarlas de manera apropiada y eficaz. Esto a su vez le permitirá un grado de autonomía e independencia imprescindibles para afrontar a los diversos retos diarios de la comunicación y las relaciones de las redes digitales.
El modelo educativo más apropiado para la formación de este tipo de ciudadanía es aprender desde su propia experiencia, es decir que sea él el constructor, el creados del conocimiento y del saber. Además ayudemos a un construir un aprendizaje colaborativo, cooperativo y social.

Ser ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es compartir, reflexionar y producir contenidos que sean de interés para la comunidad que se conecta a través de internet y sus recursos con un lenguaje claro, respetuoso, con aportes que permitan la construcción de conocimiento y su aplicación en los diferentes contextos, con un pensamiento crítico y reflexivo que aporte a la sociedad.

El modelo más apropiado para este tipo de ciudadanía es aquel que tiene en cuenta a la comunidad, sus intereses, necesidades, formar a los jóvenes para que sean reflexivos, críticos ante la información que se comparte y se publica en internet, además formar a los jóvenes en que no solo sean consumidores de información, sino que se haga un uso responsable de los recursos de la web para generar contenidos digitales para fomentar el aprendizaje

Respecto al "modelo educativo más apropiado para la formación de este tipo de ciudadanía", habría que entrar en discusión de qué es un modelo educativo y si diferentes modelos educativos podrían tratar el mismo asunto, pero fuera de esa discusión, si yo quiero que mis alumnos sean competentes digitales, no me queda más remedio que practicar con ellos esas herramientas digitales, que hay muchas y muy diversas y se pueden practicar de muchas maneras. Yo lo considereo fundamental, hoy en día.

"Los espacios de debate en esta comunidad del MOOC pretenden ser lugares de intercambio de información, de diálogo y comunicación; espacios de socialización, así como de trabajo colaborativo entre los participantes." Pues eso me parece genial, ver lo que otros hacen y que te expliquen sus éxitos y motivaciones, suele ser bastante provechoso.

Bienvenida, MCarmen :-)

Muy acertado, compañera: tan importante es "hacer" como "comunicar lo que se hace", porque de ahí nacen tantas buenas cosas como "contagio", "inspiración", "comunidad", etc...

Que disfrutes de esta experiencia.

Pues yo creo que "ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital", es manejarse son autonomía y sin grandes problemas con diferentes programas informáticos. Ser capaz de visualizar documentación en diferentes formatos, ser capar de registrase en diferentes entornos, ser capaz de visusualizar información de diferentes maneras, manejar dispositivos móviles e interactuar con ellos.

imatge de Nuria Zarza Merino

Tenemos acceso a la información con un solo movimiento, pero ¿sabemos cómo acceder a esa información, seleccionarla, utilizarla y compartirla?. En mi opinión saber realizar todo ello es ser culto y autónomo en la nueva era digital. Se trata más de saber desarrollar nuevas destrezas con rapidez que de acumular conocimientos.

En cuanto al nuevo modelo educativo necesario, este debe adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad digital, es decir, debe enseñar a nuestros jóvenes a adaptarse a este nuevo modelo en el que no basta con saber captar los conocimientos transmitidos por el profesor y plasmarlos en un examen, si no que nuestros jóvenes deben ser capaces de solucionar problemas con la misma rapidez con la que la nueva sociedad digital se los plantea, y para ello deben saber donde esta la información que necesitan, como filtrarla y como aplicarla a la resolución del problema indicado.

El cambio de un modelo a otro es un proceso lento en una sociedad de cambios muy veloces, ¿seremos los educadores parte del problema en esta lentitud?.

imatge de Sonia Sáez Melero

Considero que un ciudadano culto y autónomo en nuestra sociedad actual es aquel que ha adquirido las competencias claves en su proceso de enseñanza-aprendizaje de su etapa escolar y que es capaz de usarlas con facilidad para adaptarse a los nuevos cambios que se están produciendo en el siglo XXI. A su vez ha adquirido la madurez y autonomía suficiente para desenvolverse en cualquier situación de la vida cotideana y también profesional usando el sentido crítico propio de este tipo de ciudadano. En definitiva, un prototipo de persona perfectamente preparada para enfrentarse a cualquier reto de un tiempo nuevo y cambiante.

Hola a todos. creo que el ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es aquel que sabe interactuar y relacionarse con el medio, que es capaz de crear, emitir e interpretar los mensajes en un entorno digital. El mayor cambio se da en la forma de comunicarmos y en la rápidez en que se produce este cambio y es obvio que la escuela no puede estar ajena a ello y uno de nuestros principales objetivos debe ser fomentar la cultura digital y el uso adecuado y responsable de las nuevas tecnologias. Usar las TICS como una herramientas más que enriquece el aprendizaje y propiciar el trabajo autónomo y por proyectos. La realidad debería alejarnos de los modelos pedagógicos tradicionales. Sin embargo la falta de medios nos obliga a veces a mantener esos modelos de enseñanza a nuestro pesar. No creo que en absoluto, que la escuela actual esté preparada para asumir los retos que nos exige la sociedad.

imatge de Tania J. V.

Buenas noches a todos.
En respuesta a la primera actividad, mi opinión acerca de lo que supone ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital, es la siguiente:
Una persona culta digitalmente conoce en gran medida las destrezas que necesita saber para la correcta utilización de la competencia digital. Conoce perfectamente las ventajas y desventajas de su uso, posee una actitud crítica frente a la información recibida, y se muestra cauto ante los posibles conflictos/alertas/problemas. Si relacionamos la inteligencia, con la capacidad de adaptación al medio. Un individuo culto tratará continuamente de adaptarse a la situación digital del momento.
Siento que no puedo determinar qué modelo educativo se adapta mejor a este tipo de aprendizaje. Me encuentro en estos momentos "probando" un poco de aquí y otro poco de allá. Recientemente he leído sobre flipped classroom.
Espero que este MOOC me ayude a resolver esta pregunta, ya que si soy capaz de evaluar el uso de la competencia digital, sabré en gran medida si estoy utilizando adecuadamente las herramientas digitales, y la correcta metodología.
Un saludo a todos

Ser ciudadano culto significa que domino tanto la tecnología como la metodología para comunicarme eficientemente en esta sociedad digital. En cuanto a la autonomía , el ciudadano digital del siglo XXI tiene la libertad de aprender por medio de la práctica y del conocimiento empírico todo lo relacionado al uso de las TIC's.
A mi parecer el constructivismo y el conectismo son las bases para la formación de los ciudadanos cultos del siglo XXI.
Me pregunto,¿Tendremos el tiempo suficiente para enseñar a los niños y jóvenes el valor del uso de las TIC's en pos de un crecimiento personal y colectivo antes de que venga otra evolución en la tecnología?

A mi modo de ver habría que analizar las dos partes, la parte de ciudadano culto y la parte de ciudadano autónomo; podría darse la una sin la otra tal vez. Primeramente ciudadano culto (tecnológicamente hablando) creo que sería la persona que domina los medios comunicativos por encima de lo considerado "normal", llegando posiblemente al dominio de todas esas herramientas tecnológicas que se relacionan con el saber de una forma o de otra; por otra, la parte autónoma si que va ligada a la parte culta, pero yo la entiendo como esa persona que como han mencionado sería resolver una serie de problemas con solvencia, dominar unas herramientas para llegar a las posibles soluciones y obviamente con un motor crítico y constructivo.

imatge de Juan Exposito

1.Considero a un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital aquel que es capaz de diseccionar la información que hay en la red, es decir que sea capaz de curar contenidos para el tema que necesite o esté trabajando en ese momento y que sea capaz de utilizar aquella herramienta tic o aplicación para elaborar, expresar o exponer .
2.Esta claro que una pedagogía de aprender crean, yo siempre abogo a que los alumnos no sean meramente consumidores de contenidos, sino que sean creadores de los mismos y hoy día la red nos da un gran abanico de posibilidades para que nuestros alumnos sean actores y no espectadores.
3.La verdad que no tengo dudas de la necesidad del cambio metodológico en las aulas, pero lo que me ha preocupado siempre ha sido como evaluar cualquer aspecto y en el uso de las Tics mucho más, siempre me asusta un poco si seré capaz de evaluar la competencia digital de mis alumnos, por ello espero que este curso todas esas dudas o miedos se disipen

imatge de Lucía Quintero

Un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital ha de ser creativo, emprendedor, crítico, competente en uso de las TIC, con altas dotes sociales que se adapten fácilmente a los ambientes laborales, formado en la autonomía y la flexibilidad, en la transmisión de actitudes reflexivas en una sociedad líquida y con constantes cambios que cada vez se requiere a individuos más polivalentes.

Ya no se trata únicamente de usar las TIC, sino de ser capaz de discriminar la información, de conocer las normas de seguridad en la red, de elaborar con creatividad y recursos suficientes lo que se necesite.

En relación a los Milenials, ser un nativo digital no implica tener desarrollada la competencia digital.

Aquel que tiene capacidad de aprender y desaprender continuamente, desarrollando un espíritu crítico, y es capaz de realizar un filtrado de la información, analizando sus fuentes y localizandola en el ecosistema digital. Se desenvuelve con soltura en el espacio físico y en el virtual.
El modelo educativo deberia contener una doble dimensión, la enfocada al mercado laboral basandonos en el aprender haciendo y no debemos de olvidar la dimensión humanista, conocernos a nosotros mismos, controlar las emociones etc, de este modo formaremos trabajadores y personas.
Alguien dijo alguna vez "dame mil fuentes sobre algo y será el equivalente a no tener ninguna", estoy de acuerdo en que el exceso de información y la hiperestimulación son dos tendencias problematicas para el futuro. La comunidad educativa debe de estar pendiente de estos puntos.

Buenas tardes, entiendo por ser ciudadano culto en la sociedad digital, por un ciudadano que comprenda y entienda la manera de trabajar con las tecnologías para un beneficio de la propia persona y de las que la rodean para mejorar el nivel del vida, tanto laboral, social, familiar, educativo como económico.
Actualmente se debe trabajar de dos maneras, una de la manera tradicional con libros de textos ya que muchas familias en la situación de crisis actual no pueden permitirse comprar un ordenador, o instalar red wifi en su casa, por eso creo que el método tradicional es útil en este caso, ya que con los préstamos de libros este problema estaría solucionado. De todas formas creó que los centros educativos deben estar dotados de tecnologías ya que es necesario trabajar las tecnologías en el aula, ya que es el método de trabajo del futuro, y muchos niños tienen un gran talento para trabajar y entender las tecnologías y lo debemos aprovechar.

Saber exactamente el significado de lo que es ser ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es, a mi modo de pensar, un tanto difícil. Es un termino con tantos posibles significados según la comprensión de cada uno y el aprendizaje en este aspecto que tenemos. Para mí ser culto y autónomo significa que somos capaces de adaptarnos y aprender en esta nueva sociedad, que esta en contínuo cambio, conocer y utilizar de manera adecuada las diferentes plataformas y materiales al respecto (ordenadores, smartphone, tablet...), buscando siempre su uso responsable.
El modelo educativo actual está en contínuo cambio, pero no está aún preparada para la formación de este tipo de ciudadanía. Creo que la sociedad avanza a una gran velocidad pero la escuela no es capaz de adaptarse. A mi modo de ver (desde mi experiencia personal) es debido a cuatro problemas:
1º Los dentro no estan aún preparados ni adaptados para este tipo de formación (no hay aulas ni materiales adecuados).
2º La formación del profesorado aunque esta avanzando (vemos un ejemplo en este tipo de cursos) aún no se ha terminado de adaptar adecuadamente.
3º El profesorado. No son muchos los profesionales que quieran salir de su zona de bienestar, en la que el libro de texto y la pizarra son sus elementos fundamentales. Este cambio va a ser el más complicado de realizar.
4º Las políticas educativas. Que son un tema del que creo que todos podemos decir fallos y problemas, pero no son parte de este curso.

imatge de Belén San Nicolás

Hola Francisco,

La definición propuesta es ciertamente una definición compleja que está en construcción a causa de los cambios derivados de una sociedad cambiante donde la tecnología forma parte de nuestra cotidianeidad.

Saludos
Belén

Saber exactamente el significado de lo que es ser ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es, a mi modo de pensar, un tanto difícil. Es un termino con tantos posibles significados según la comprensión de cada uno y el aprendizaje en este aspecto que tenemos. Para mí ser culto y autónomo significa que somos capaces de adaptarnos y aprender en esta nueva sociedad, que esta en contínuo cambio, conocer y utilizar de manera adecuada las diferentes plataformas y materiales al respecto (ordenadores, smartphone, tablet...), buscando siempre su uso responsable.
El modelo educativo actual está en contínuo cambio, pero no está aún preparada para la formación de este tipo de ciudadanía. Creo que la sociedad avanza a una gran velocidad pero la escuela no es capaz de adaptarse. A mi modo de ver (desde mi experiencia personal) es debido a cuatro problemas:
1º Los dentro no estan aún preparados ni adaptados para este tipo de formación (no hay aulas ni materiales adecuados).
2º La formación del profesorado aunque esta avanzando (vemos un ejemplo en este tipo de cursos) aún no se ha terminado de adaptar adecuadamente.
3º El profesorado. No son muchos los profesionales que quieran salir de su zona de bienestar, en la que el libro de texto y la pizarra son sus elementos fundamentales. Este cambio va a ser el más complicado de realizar.
4º Las políticas educativas. Que son un tema del que creo que todos podemos decir fallos y problemas, pero no son parte de este curso.

imatge de Belén San Nicolás

Hola a todos y todas,

Mi nombre es Belén y también soy miembro del equipo de dinamización del MOOC. Sin duda alguna la riqueza de las aportaciones que estamos viendo nos aporta una visión amplia y diversa de lo que significa ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital.

Los criterios considerados para definir lo que es la alfabetización pueden variar dependiendo de la sociedad o del momento histórico en el que nos encontremos. Tradicionalmente se ha considerado la lectura y la escritura, sin embargo en la actualidad la competencia digital también es un aspecto clave para el desarrollo de las personas y la participación en comunidad.

Davis Carpio y Julio Casallo comentan algunas de las consecuencias de este nuevo contexto, que las personas debemos aprender a gestionar.

Sin duda estos aprendizajes deben estar presentes en la escuela, sin embargo todavía existen muchas incertidumbres sobre cómo hacerlo. Para ello compartir nuestras impresiones y experiencias a través de estos debates nos ayuda a dar forma a las ideas y construir un conocimiento colaborativo que sin duda alguna para todos será muy enriquecedor.

Felicidades por las valiosísimas intervenciones.

!Nos leemos¡

imatge de Mariana Rossi

Hola a todos de nuevo, volvi a ver el Video de Manuel, y a partir de lo que plantea Iratxe, volver a leer los clasicos de la educación, como Piaget, Freinet, Montesori, Freire nos debe hacer refexionar sobre los aspectos organizativos de las instituciones que muchas veces cristalizan los cambios.
El querer innovar, romper un equilibrio que mantiene estable y seguro el ambito de las escuelas es un reto fundamental. Las Tics irrumpen, los nuevos lenguajes rompen ese equlibrio que para muchos es signo de seguridad.
Un abrazo desde Buenos Aires

Abrazo de vuelta desde España!!! :-)

Buenos días, se trata de personas formadas en el manejo de las nuevas máquinas y con capacidad para dar respuesta a cualquier situación de una manera autónoma e innovadora, buscando en cualquier lugar de la red (redes sociales, Bibliotecas virtuales,…) lo que se pueda necesitar consiguiendo con ello además, integrarnos y tener éxito en la llamada economía del conocimiento.

imatge de Iratxe Larrauri

Hola,
En mi opinión un ciudadano culto y autónomo de la sociedad de hoy, como ya apuntaban otr@s compañer@s debe ser capaz de resolver problemas nuevos cada día y utilizando su conocimiento, y el conocimiento de la red de profesionales de su entorno, un conocimiento colaborativo. Será en mi opinión más importante razonar y tener una visión crítica que recordar algo que en el pasado debía haber memorizado.

Para formar a este ciudadano el modelo educativo debe adecuarse, enseñando a los jóvenes a ser críticos, recapacitar sobre la información y no sólo guardarla en el "disco duro" de cada uno. El papel del profesorado será el conductor de estos nuevos procesos.

Será más importante saber buscar información, compartirla, procesarla y depurarla. La utilización de programas informáticos o utensilios tecnológicos serán las herramientas no el objetivo en sí de la enseñanza.

Me pregunto porque algunos estamentos intentan plantear que hay que romper con todo lo del pasado, todo es válido pero hay que modificar algunas cosas, seguro que no son las más importantes, son nuevos métodos, nuevas posturas, nuevas herramientas.

imatge de Belén San Nicolás

Hola Iratxe,

Muy buena intervención. Sin duda alguna lo importante es el aprendizaje de conocimiento y el desarrollo de competencias que permiten al alumnos desenvolverse y resolver problemas. Sin duda alguna alguna la tecnología es una herramienta más que los alumnos deben aprender a utilizar, pero en la medida que se le otorgue un objetivo de aprendizaje quizás sea más sencillo incorporar el amplio abanico de recursos que tenemos a nuestro alcance, ya que se haría de forma contextualizada y no caeremos en de enseñar solo tecnología.

Cuando los procesos se aceleran del modo que lo hacen en una sociedad plena de información circulante a la velocidad de la luz como es la sociedad digital, imaginar el futuro se hace imprescindible. Una de las consecuencias de la sociedad digital es el cambio en los códigos de significación y comunicación y, por lo tanto, en la forma en que son usados por las personas que tienen que aprenderlos e incorporarlos a su forma habitual de comunicación. Esto ocurre también en contextos educativos, donde los estudiantes y profesores son los primeros implicados aunque de manera distinta hasta el punto de que muchas veces los estudiantes se comunican, interaccionan, entienden las relaciones y los roles de consumo y producción, y también las prácticas dentro de las instituciones escolares de forma muy diferente a sus profesores.

Si bien todavía hoy en día, para mucha gente ser culto significa almacenamiento memorístico de datos y conocimientos, algo estático o sólido. Ser ciudadano culto en la era digital requiere conocer y dominar las herramientas que nos dan acceso a los conocimientos, seleccionar aquellos que más nos interesan, aprender a organizarlos en función de nuestras necesidades en cada momento (adaptarnos), buscar vías para compartir, crear redes de aprendizaje colaborativo, moverse en un mar de información y desinformación, comportarse bajo nuevos y cambiantes parámetros éticos.

En este sentido la educación debe ir en relación al uso de las TIC, la personalización, la colaboración, la capacidad de adaptación, la creatividad y el aprendizaje a lo largo de la vida como los aspectos claves de la formación. Se parte de la premisa de que la tecnología tiene sentido para mejorar el aprendizaje siempre y cuando se parta de una perspectiva constructivista a través de experiencias basadas en la interacción social, la participación activa y los entornos complejos. Cuatro aspectos básicos centran las estrategias de formación: la personalización, el aprendizaje activo, el aprendizaje colaborativo y el aprendizaje autónomo o autodirigido.

En este contexto, el proceso de enseñanza requiere de una metodología diferente y aunque parezca una contradicción, es cada vez más necesario. El profesorado debe diseñar situaciones de aprendizaje que proporcionen un aprendizaje personalizado, facilite espacios creativos y colaborativos. Los profesores pueden hacer esto eficazmente mediante el uso de una amplia gama de herramientas tecnológicas para involucrar a los estudiantes en diferentes niveles de preparación de múltiples maneras y ofreciendo opciones para demostrar la comprensión y el dominio de la materia.

Para formar a los futuros ciudadanos cultos de la sociedad digital, es necesario repensar los aprendizajes básicos propios de la educación formal y preparar un proceso que capacite a las personas como aprendices a lo largo de la vida.

Ser un ciudadano culto es estar dotado de las habilidades para aprovechar, dirigir adecuadamente y explotar de la mejor manera, el gran torrente de información que proporciona el espacio cibernético, socializando bajo las nuevas reglas que se nos brindan exaltando la creatividad y la inmediatez de comunicarnos sin fronteras y eliminando barreras. El modelo educativo se vislumbra ya con los individuos que aprenden con autonomía en ambientes virtuales, seleccionado contenidos que se adaptaran a las necesidades que desarrollan su potencial personal. La pregunta de adonde nos llevara todo esto es emocionante, permitiendo imaginar una infinita cantidad de cosas que estamos por descubrir en este nuevo mundo digital.

Sin duda, vivimos tiempos apasionantes, Juan Manuel. Vamos a necesitar tanto de la emoción como para repensar la educación y mantenernos alerta para conservar un humanismo comunitario que no pueda ser empobrecido por "el lado oscuro de la tecnología", que ciertamente, también existe.

imatge de Davis Carpio

Al ciudadano culto se le atribuyen cualidades provenientes de la cultura o instrucción, como lo refiere la DRAE; sin embargo, el hecho de ser culto, así como el de ser autónomo, son elementos que forman parte de la concepción de la ciudadanía, que no se remite únicamente a la visión de T.H, Marshall en donde cada uno debe ser tratado como miembro pleno de una sociedad de iguales, sino en una ciudadanía de Amartya Sen, en la que el ser humano está dotado de un poder sobre su propia vida; y es en este punto en que la autonomía y, más allá la libertad, convergen como elementos para acuñar la concepción que tiene el hombre sobre sí mismo.
De igual manera, la aparición de sistemas de información inicialmente auspiciados por organizaciones gubernamentales y luego, los pronósticos sobre las tan anunciadas autopistas de la información por Al Gore, mutaron en una complejidad de redes en los cuales se hizo necesaria la estructuración y una contextualización de las relaciones en redes semánticas significativas; en otras palabras, ocurrió un cambio de la era de datos (sociedad de la información) a la era de significados (sociedad del conocimiento), dando paso a la conocida como la sociedad digital.
En conclusión, ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital, implica un ser humano que teniendo las herramientas necesarias adquiridas formal o informalmente, pueda transformar su entorno desde y para la complejidad y pueda ser capaz de insertarse al mundo global sin alienarse y reconociendo a los productos dotados de significancia; implica, como lo mencionan mis compañeros Callejas y Rossi, un ciudadano que pueda adaptarse a entornos cambiantes y sea capaz de tomar decisiones en situaciones inciertas.

imatge de Hernan Yapurasi

Considero que un ciudadano culto y autónomo es aquel que ha desarrollado sus competencias, capaz de resolver problemas de su entorno, quien ha desarrollado su pensamiento crítico y creativo, el que ha aprendido a aprender, maneja conceptos básicos y se desenvuelve en el marco del respeto a los demás.

Ser un ciudadano culto en esto es saber moverse en entornos digitales con espíritu crítico y conociendo pros y contras.
El modelo educativo necesariamente debe girar hacia la autonomía y el protagonismo en los aprendizajes.
Necesitamos estar permanentemente actualizados. ¿Qué queremos saber? Nadan concreto, todo en general. Este entorno cambia constantemente, solo pretendo mantenerme actualizado, si eso fuese posible.

imatge de gustavo salazar

El ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital es aquel que posee las competencias digitales para emplear los recursos digitales del Estado para completar exitosamente sus requerimientos, el modelo educativo de una sociedad digital requiere la incorporación de las TICś al proceso de enseñanza, mi gran pregunta es si el docente 2.0 cuenta con los recursos personales y profesionales para hacer frente a este gran reto del siglo XXI

Bienvenidos seáis todos y todas.

Como comenta Azahara, formo parte del equipo de dinamización del MOOC, conque me encanta leer tantas y tan buenas reflexiones en referencia a esta primera cuestión que nos ocupa.

Muy interesantes estos últimos apuntes de Gustavo (gran pregunta, compañero) sobre velocidad - un tema que me apasiona desde que leí a Paul Virilio- y esa parte del "TODO" de Silvia que nos trae Eduardo: la privacidad y la seguridad en red.

Igualmente sugerente es la llamada a la capacidad crítica de Juan Miguel, como forma esencialmente humana de lidiar con la tecnología y su aplicación a la enseñanza; además del comentario sobre el papel de la comunidad en la construcción del conocimiento que hace Mariana.

José Antonio también planea sobre el pasado y el presente de las herramientas de acceso a la información y construcción del conocimiento, poniendo quizás la vista en un futuro en el que la capacidad de aprender durante toda la vida y de manera autónoma nos plantea muchos interrogantes de diversa índole.

Finalmente, Abel ofrece pistas sobre el modelo metodológico idóneo para aprender y enseñar en la sociedad del siglo XXI, sin descuidar lo fundamental que es conseguir un mundo más justo para todos.

En definitiva, grandes temas sobre los que os animo a seguir reflexionando y compartiendo, comunidad :-)
No olvidéis que aquí estamos para ayudar, pero que los protagonistas sois vosotros.

Adelante, pues.

(NOTA: para saber más sobre Paul Virilio https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Virilio)

Muchas gracias por la mención y por el aporte sobre Paul Virilio. A darle ya mismo al link!

Un saludo.

Buenas tardes a todos y todas. En relación con las preguntas que se han lanzado para el debate, considero que el significado de ser un ciudadano culto y autónomo en la sociedad digital actual, pasa por demostrar una serie de habilidades en la búsqueda, selección e interpretación de la información que se nos ofrece a través de un buen número de medios y recursos digitales. Ya no necesitamos "retener" los conceptos o los contenidos, porque para eso está la web (o "San Google" como dicen mis amigos); ahora lo verdaderamente importante es la habilidad para encontrar de forma rápida y precisa una respuesta sencilla y lo más completa posible para la pregunta o reto que nos lancen. Y además, si podemos, que dicha respuesta sea creativa y audaz.
Para poder desarrollar en la escuela lo que he explicado antes, creo que no podemos basarnos en el modelo educativo de la "repeteción de contenidos" (explicación del maestro + ejercicios del libro + examen del tema) y que poco a poco tenemos que introducir en el aula otra forma de trabajo con los alumnos, una que se base en esos principios (búsqueda, selección e interpretación de la información) y que permita a los alumnos mejorar en su aprendizaje. He de confesar que, de momento, aún la sigo buscando.
Como reflexión final y respuesta a la última cuestión, me pregunto si esta culturización digital que el nuevo paradigma educativo del S.XXI va a traer (o ya está trayendo) va a poder llegar a todos y todas los alumnos de este país, ya que en mi opinión, un mundo globalizado no significa un mundo unido o solidario, y corremos el riesgo de que la brecha digital entre unos ciudadanos y otros (con más o menos recursos para acceder a los medios digitales y a la cultura digutal), pueda ser un problema social grave en esta sociedad nuestra del S.XXI.
Saludos para todos y todas.

A las aportaciones muy acertadas ya hechas por otros participantes anteriormente yo añadiría que un ciudadano culto en la sociedad digital es aquel que entiende los riesgos de ser un simple usuario de la tecnología. Me preocupa como muchos jóvenes se ha incorporado al ecosistema digital a través de consumir productos y servicios digitales pero sin entender (no digo dominar) que hay detrás de cada una de esas aplicaciones con las que juega.

El ecosistema digital es inmenso y cada vez coloniza más espacios, más ámbitos y más objetos de nuestra vida cotidiana. La internet de las cosas (ioT), la minería de datos que alimenta la inteligencia artificial, los wearable devices son algunas de las últimas tendencias que evidencian la imparable expansión del ecosistema digital.

Pero ¿qué ocurre realmente cuando pulsamos una tecla, encendemos un aparato que automáticamente se conecta a una red, cuando activamos un GPS o un sensor? ¿A dónde van nuestros datos y por donde pasan? ¿Cómo puedo saber qué hace exactamente el software que consumo? En resumen, ¿Qué riesgos corremos en el ecosistema digital?

Yo creo que somos demasiado vulnerables en el ecosistema digital. Me preocupa lo que veo a mi alrededor con mis alumnos, mis hijos, los amigos de mis hijos, mis amigos, mis colegas de profesión, etc. Por ejemplo, como se confía en WiFi abiertas, como se usan contraseñas débiles, como se comparten dato sensibles a través de servicios inseguros, como se descargan e instalan aplicaciones de sitios desconocidos, etc. Anticipo, ojalá me equivoqué, graves problemas relacionados con este tema.

Todos, o al menos nuestros alumnos al salir de la escuela, deberíamos entender cómo funciona la trastienda del ecosistema digital y en particular el software que todo lo controla. No se trata de ser un experto pero si de aprender a programar unas líneas básicas de código y entender cómo se transmite la información digital en las redes. Esos serían los requisitos que yo añadiría al perfil de un ciudadano culto en la sociedad digital.

imatge de Davis Carpio

Saludos a todos. Tu participación me hizo recordar una terrible situación que azota a nuestra sociedad: el cyberbullying. La violencia escolar no solo se limita al aula escolar o a la institución educativa (ya mala de por sí), sino que te "sigue" hasta el sitio a donde uno vaya. Por otro lado, como comentas ¿son tan seguras las redes? ¿a dónde queda toda nuestra información personal?¿ Nos augura un futuro prometedor o controlado por algunas fuentes "poderosas"?

Pàgines

Enseñar y evaluar la competencia digital

sdsdsd
326 Recursos
271 Membres
Administradors
  • Clara Cobos Jurado
  • David Álvarez
  • María Jesús García  San Martín
  • Miguel Barrera Lyx
  • Aprende INTEF
  • José María Muñoz Rosa
  • Azahara García Peralta
  • Jesús Santos Cuesta
Comunitat pública